Qué visitar en Santo Domingo, la primera ciudad colonial del Nuevo Mundo

Santo Domingo vive momentos de pujanza. Tras años de cierto olvido, la capital de República Dominicana ha experimentado una gran transformación, en parte propiciada por la renovación de su casco antiguo y el desarrollo de zonas nuevas y más modernas.

Los mejores monumentos y lugares que visitar en Santo Domingo

Santo Domingo vive momentos de pujanza. Tras años de cierto olvido, la capital de República Dominicana ha experimentado una gran transformación, en parte propiciada por la renovación de su casco antiguo y el desarrollo de zonas nuevas y más modernas. Hoy en día es una de las capitales más vibrantes de todo el Caribe, a la altura de Panamá o San Juan. Si viaja a destinos más turísticos como Puerto Plata o Punta Cana, no dude en hacer escapada a esta bella ciudad colonial. Para que no tenga dudas sobre todo lo que ofrece esta metrópoli, hemos preparado una lista de lugares que ver en Santo Domingo.

Al tratarse del primer asentamiento europeo en América, Santo Domingo es una de las ciudades donde la colonización ha dejado más huella, con numerosos monumentos de interés que visitar y que le han valido ser declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

Catedral de Santo Domingo

Catedral de Santo DomingoLa catedral de Santo Domingo, conocida también como catedral Primada de América por ser la primera basílica del nuevo continente, es uno de los mayores emblemas de la ciudad. Fue construida entre 1510 y 1540 y es una de las pocas catedrales de estilo gótico de América. Además, aquí mismo estuvo enterrado durante dos siglos Cristóbal Colón antes de que su tumba fuera llevada a La Habana y posteriormente a Sevilla. Sin embargo, muchos sostienen que los restos del almirante (o al menos, parte de ellos) permanecieron aquí hasta 1992, cuando fueron trasladados al Faro a Colón.

La catedral se sitúa en la plaza del Parque de Colón, un buen punto de partida para comenzar la visita, al tratarse del centro neurálgico de la ciudad.

Fortaleza Ozama

Fortaleza OzamaJunto a la catedral y a la orilla del río Ozama se encuentra esta fortaleza de arquitectura medieval, uno de los enclaves más importantes de Santo Domingo y la primera estructura militar permanente de América. Fue construida entre 1502 y 1508 para proteger a la ciudad de los ataques de piratas y corsarios.

Conserve energías para ascender a su torre de 21 metros, desde la que podrá disfrutar de increíbles vistas al puerto de Santo Domingo. También podrá adentrarse en sus calabozos y túneles interiores donde mantenían escondidos a los prisioneros.

Baluarte del Conde

Baluarte del CondeA diez minutos de la catedral se encuentra el Baluarte del Conde, un bastión militar que aún conserva parte de la muralla antigua y que se sitúa en el parque de la Independencia. Está formado también por la Puerta de la Misericordia, el Fuerte de la Concepción y el Altar de la Patria. Además, este lugar guarda uno de los episodios más importantes de la historia de República Dominicana, ya que fue aquí donde se desarrolló la lucha por la independencia del país.

parque de la IndependenciaAlcázar de Colón

Otro de los monumentos que ver en Santo Domingo es el alcázar de Colón. Se trata del primer palacio virreinal del Nuevo Mundo, concluido en el año 1512 con una mezcla de estilos góticos y renacentistas. Entre sus muros vivieron Diego de León, hijo del almirante, junto con su esposa María de Toledo, sobrina del rey Fernando de España.

Alcázar de Colón

Su interior alberga un museo en el que se muestran muebles, obras de arte y otros objetos del siglo XVI. Sin duda, este museo merece una visita obligada, no solo por su interior, sino por sus espectaculares exteriores con vistas al río Ozama y a la plaza de España.

Malecón de Santo Domingo

Para disfrutar del atardecer en la ciudad, nada mejor que dar un paseo por el animado malecón de Santo Domingo que transcurre paralelo a la costa en la avenida de George Washington. Podrá disfrutar de un agradable paseo y sentarse en alguna de sus terrazas de la playa, mientras saborea un rico café o cóctel elaborado con el ron local.

Calle El Conde

Qué ver en Santo DomingoEl barrio histórico de Santo Domingo, además de albergar bellos monumentos y edificios coloniales, es una joya en sí mismo. Piérdase por sus callejuelas estrechas y coloridas de arquitectura colonial y, sobre todo, no se pierda hacer una parada en la calle El Conde, la avenida comercial peatonal más popular del país. En esta calle adoquinada no solo encontrará tiendas de artesanías y productos locales, sino también numerosos terrazas, restaurantes y cafés en los que hacer una parada para descansar y saborear las delicias del país.

Calles de Santo DomingoKah-koh experience

Ubicado en la emblemática calle de Las Damas, Kah-koh experience es un museo y fábrica de uno de los productos más populares de República Dominicana: el cacao. A través de un recorrido visual y multimedia uno aprende el proceso de elaboración del chocolate, desde la cosecha de la fruta de los cacaotales, hasta que se convierte en una tableta de exquisito chocolate.

Haga hueco en su estómago porque en la sala de degustación se ofrecen varios tipos de este delicioso producto. Sin duda, uno de los lugares de Santo Domingo más interesantes para visitar.

Faro a Colón

Faro a ColónA pesar de lo que su nombre pueda sugerir, no se trata de un faro para orientar a los marineros, sino de un monumento en honor a Cristóbal Colón y alzado 500 años después de su desembarco en la isla. Se trata de una mega estructura construida con forma de cruz latina, aunque con la forma vertical de una pirámide maya. Este mausoleo, que alberga también un museo, fue inaugurado en 1992 y a él se trasladaron los supuestos restos del almirante. Se trata de un lugar emblemático e imprescindible de Santo Domingo.

Cueva de los Tres Ojos

Cueva de los Tres OjosSi quiere respirar y descansar de la ciudad, a tan solo ocho kilómetros de Santo Domingo, se halla el Parque Nacional de los Tres Ojos, un lugar envuelto en senderos que transcurren entre cuevas y lagunas de aguas subterráneas de un tremendo color azul, y que desde lejos se asemejan a tres ojos. Aquí se refugiaban y realizaban rituales los taínos, los antiguos indígenas de República Dominicana.

Ruinas del monasterio de San Francisco

Ruinas del monasterio de San FranciscoSanto Domingo está repleto de edificios que pueden presumir de ser los primeros construidos en el Nuevo Mundo por los europeos. En este caso, se trata del primer monasterio del continente americano. Debido a diferentes avatares y circunstancias, hoy solo quedan las ruinas de esta abadía que en su día fue una de las más importantes del país.

Estos son algunos de los rincones que ver en Santo Domingo, pero existen muchos más como el Museo de las Casas Reales o el parque Mirador Sur, sin olvidar los modernos restaurantes que han surgido alrededor del centro histórico y que ofrecen variadas propuestas gastronómicas. Otro lugar muy recomendable es el pueblo de Boca Chica, ubicado a 40 minutos de la capital y con playas de ensueño en las que podrá disfrutar de un chapuzón y de un merecido descanso.

Dejar un comentario